Bettinotti y Fernández

lunes, 24 de enero de 2011

Chile: Nueva intoxicación por plaguicidas en comuna de Longaví.

Senadora Ximena Rincón frente a intoxicación por plaguicidas en Longaví: "No hay ninguna capacidad de prevención"

Como un nuevo y grave llamado de atención para el Ejecutivo y el Congreso, calificó la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, el caso de intoxicación registrado este viernes en la localidad de Paine, comuna de Longaví, y que terminó con varios trabajadores agrícolas siendo atendidos en el Hospital de Linares.

“Esta intoxicación en Longaví demuestra, una vez más, que es urgente terminar con el uso, comercialización e importación de plaguicidas considerados peligrosos para la salud de las personas. Este caso es un nuevo y grave llamado de atención para que el Ejecutivo y el Congreso avancen en la tramitación del proyecto que presenté en junio para terminar con la indefensión en que se encuentran miles de trabajadores agrícolas y también los habitantes del sector rural, porque la legislación que controla el uso de estas sustancias, sencillamente no funciona”, explicó la parlamentaria.

Agregó que en las actuales circunstancias ni la Seremi de Salud ni el Servicio Agrícola y Ganadero pueden desarrollar una fiscalización preventiva, por lo que finalmente terminan actuando cuando los daños ya han sido consumados. “No hay ninguna capacidad de prevención, por lo que en este tema de cortarse por lo sano y privilegiar la salud y vida de las personas y prohibir definitivamente los plaguicidas considerados peligrosos y en extremo peligrosos por la Organización Mundial de la Salud, Oms, tal como ocurre en diversos países del mundo”, aseguró.
Añadió que si bien hay noticias esperanzadoras para las trabajadoras y trabajadores del mundo rural, como la unánime aprobación de la idea de legislar en relación al proyecto que presentó en junio pasado, también hay señales contradictorias de parte del Gobierno, que no respaldó la iniciativa durante su discusión en la Comisión de Agricultura y optó por presentar una indicación sustitutiva que obliga a que los plaguicidas deban ser revisados con anterioridad por la autoridad sanitaria, haciendo obligatorio para el SAG el rechazo en su registro de plaguicidas.

“Es un avance más bien tibio, pero que no va al fondo del asunto, porque lo que aquí está en juego es la salud de las personas y de sus hijos, su vida y la de sus hijos y nietos, por lo que esperamos que el Presidente haga realidad du disposición de eliminar estas sustancias, tal como lo anunció cuando presentó la agenda laboral post odisea de los ’33 de Atacama’”, explicó.

LONGAVÍ

Ximena Rincón sostuvo que con una legislación más restrictiva en materia de agroquímicos, no se producirían problemas como que hace unos días detectó el estudio encargado por la Liga Ciudadana de Consumidores, que detectó la presencia de plaguicidas en alimentos que son consumidos por bebes y adultos mayores.


Senadora Ximena Rincón frente a intoxicación por plaguicidas en Longaví: "No hay ninguna capacidad de prevención"
Agregó que en las actuales circunstancias ni la Seremi de Salud ni el Servicio Agrícola y Ganadero pueden desarrollar una fiscalización preventiva, por lo que finalmente terminan actuando cuando los daños ya han sido consumados.
Agregó que tampoco se vivirían intoxicaciones como las registradas este lunes y a fines de 2009 en Longaví ni el sufrimiento de los vecinos de la población Nuevo Amanecer en Los Cristales, en esta misma comuna, cuyas casas están ubicada a cinco metros de un predio que se instaló después de la construcción del conjunto habitacional y que cada vez que fumiga provoca malestares a los vecinos.

“Cuando se le pregunta a las autoridades señalan que está todo en regla o que no alcanzan a fiscalizar, porque los predios quedan en zonas alejadas, pese a que no cumplen ni siquiera con la obligación de los 100 metros de distancia que debe haber entre el huerto fumigado y la presencia humana. Ya no podemos seguir exponiendo a la gente”, concluyó.

Fuente: El aMaule
Foto portada: El aMaule
..............

Más información sobre el envenenamiento

Al mediodía del 7 de enero siete temporeras de entre 19 y 55 años resultaron intoxicadas mientras cosechaban arándanos en un predio de la Agrícola Alto Los Olmos Ltda, ubicada en el sector rural de Paine, comuna de Longaví, al sur de Linares.

De acuerdo con lo expresado en un primer momento por el jefe de la Oficina de Acción Sanitaria de Linares, doctor Víctor Garcés, no se descartaba que el número de personas afectadas pudiera aumentar en la medida en que fueran examinadas otras trabajadoras del predio.

Los primeros antecedentes señalan que la intoxicación se pudo haber provocado por la acción de un insecticida, agente organofosforado denominado Imidán (principio activo), que se administró la semana anterior en la propiedad agrícola.

Fiscalizadores de la Autoridad Sanitaria de Linares recogieron muestras en el sector afectado y no se descartaba que algunas de las personas involucradas en los hechos pudieron haber consumido arándanos lo que les habría provocado aún mayores complicaciones.

Las mujeres intoxicadas fueron derivadas al consultorio de Longaví, presentando síntomas como náuseas, mareos, vómitos y hormigueo.
La autoridad sanitaria de la Seremi de Salud recibió el llamado desde el consultorio y posteriormente acudió al lugar, verificando la intoxicación.

Según el jefe provincial de la Oficina de Linares, Víctor Garcés, las afectadas recibieron oxígeno y un baño en ducha y luego fueron trasladas a la Asociación Chilena de Seguridad de Linares. En el predio agrícola laboran cerca de 260 trabajadores. Por ello se realizó un chequeo a los que presentaron mayor riesgo.

El encargado de la vigilancia epidemiológica y programas especiales de Salud Ocupacional de la Seremi, Carlos Concha, explicó que los trabajadores ingresaron al huerto a cosechar arándanos y se intoxicaron con un producto agrícola pesticida, presumiblemente fumigado en el campo colindante. Además, el lugar también había sido fumigado -según el propietario, la semana pasada- con el producto Imidan, un insecticida organofosforado que actúa por inhalación, ingestión y contacto con la piel y los ojos.

Concha explicó que dentro de la investigación que realiza la Seremi de Salud se establecerá la relación entre el plaguicida y los síntomas, para aclarar cómo se produjo la intoxicación. Además, se tomarán muestras de las hojas y frutos y se analizarán en el laboratorio de Acción Sanitaria.

Fuente: diversos medios de prensa.

Noticia Fuente: http://www.elamaule.cl/admin/render/noticia/27425

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada